Retorna la industria electrónica y textil a Tierra del Fuego

El Gobierno de Tierra del Fuego comunicó este lunes la aprobación del protocolo sanitario que permitirá volver a producir, a partir de esta semana, a las fábricas electrónicas y textiles instaladas en la provincia al amparo de un régimen de promoción económica y fiscal. Estas empresas se encuentran inactivas desde la instauración del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus. El Ministerio de Salud fueguino informó que, además de una serie de reglas generales, cada establecimiento industrial deberá contar con un protocolo particular autorizado por el Comité Operativo de Emergencia (COE) y que será convalidado por el Ministerio de Producción provincial. Para ello, las empresas ya vienen realizando adecuaciones a sus instalaciones desde hace semanas, y los edificios están siendo inspeccionados por autoridades y por representantes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), el gremio que agrupa de los trabajadores del sector.

articulos_5031_1_171121_776316

La normativa que reabre el Polo Industrial Fueguino como parte de la llamada “cuarentena administrada”, establece que las fábricas de las ciudades de Río Grande y Tolhuin comenzarán a funcionar desde este miércoles 6, mientras que las instaladas en Ushuaia podrán hacerlo desde el miércoles 13. Las dos primeras ciudades no registran casos positivos de coronavirus.

Las empresas deberán gestionar un protocolo y el Ministerio de Producción y Ambiente será quien autorice el inicio. A su vez, la cartera de Trabajo y Empleo controlará y fiscalizará el cumplimiento de las pautas de salud para las contingencias.

“En las recorridas que hemos hecho por industrias de Río Grande hemos constatado las medidas que se adoptarán para garantizar el aislamiento social, el uso adecuado de espacios comunes, las barreras de protección en las cadenas de producción y los mecanismos de logística y transporte”, señaló el ministro de trabajo fueguino, Marcelo Romero, a medios locales.

Según Romero, “no se puede hablar de normalidad porque habrá restricciones de todo tipo y, por ejemplo, no irán a trabajar los empleados incluidos en los grupos de riesgo”, indicó el funcionario.

En la primera etapa de la reactivación industrial fueguina, las plantas producirán en tres turnos diarios de no más de cinco horas, con una dotación reducida del 30% de empleados que estarán distanciados cada 2 metros como mínimo.

Además, el ingreso y egreso de personal será regulado y por puertas diferentes, y los operarios serán sometidos a controles de temperatura y vestirán equipamiento de seguridad. Habrá desinfecciones periódicas de las instalaciones, se buscará la menor manipulación posible de objetos y el control de operaciones se realizará, siempre que sea posible, de manera remota, explicaron las fuentes oficiales consultadas.

Las empresas de Río Grande BGH y Mirgor serían las primeras en volver a funcionar entre las electrónicas, mientras que Australtex y Sueños Fueguinos se adelantarán en el rubro textil. (cedena3.com)

Ya rigen las nuevas Licencias No Automáticas para Importar

Desde este viernes ya rigen las nuevas Licencias No Automáticas (LNA), que ahora alcanzan a 1.500 productos. Tampones, heladeras, celulares, autos y más, son parte del nuevo listado de productos que ahora requieren permiso para importar. El mecanismo que reflotó el Gobierno de Alberto Fernández es para monitorear qué es lo que traen desde el exterior las empresas y que, según advierten desde la Cámara de Importadores (CIRA), tiene como principal objetivo cuidar los dólares. También, desde este viernes hay que pedir permiso para traer celulares y artículos de línea blanca, en momentos en que el polo electrónico de Tierra del Fuego viene de cerrar el peor año de producción en una década. (p23.com.ar)

08-economia

Crisis en Tierra del Fuego: ya cerraron siete empresas y hay tres más en riesgo por desplome en ventas de TV, celulares y aires acondicionados

La estrepitosa caída del consumo, la disparada de las tasas de interés y la fuerte contracción del poder adquisitivo están dejando heridas en el polo electrónico de Tierra del Fuego, cuyas empresas acumulan stocks y están apelando a la suspensión de personal para intentar sobrellevar un presente complejo.

475304_landscape

En general, las plantas ubicadas en Río Grande y Ushuaia están operando con un nivel de capacidad ociosa superior al 40%. Sin embargo, ya hay firmas que en lo que va del año ni siquiera encendieron sus líneas de producción.

En un escenario en el que las ventas de bienes electrónicos sufrieron un fuerte bajón en 2018 y frente a un 2019 con peores –que ya se están viendo plasmadas en las cifras del primer bimestre-, muchos jugadores vieron empeorar su situación financiera.

A los problemas derivados de la actual coyuntura económica se suman otros factores, como la decisión de Cambiemos de desactivar la producción local de notebooks y tablets, eliminando los impuestos a los productos electrónicos, una medida que contribuyó al efecto achique en la isla y que se sintió de lleno a partir de 2017.

Plantas cerradas y que dejaron de operar

En este contexto, desde la Unión Obrera Metalúrgica plantean un panorama difícil: un relevamiento realizado por la sección Río Grande del sindicato revela que hay 6 empresas que forman parte de este polo productivo que cerraron sus puertas.

Entre las mismas figuran un fabricante de lavarropas, IFSA (producía computadoras marca BGH Positivo y cesó sus actividades en 2016), Visteon (autopartista), Leanval y Telecomunicaciones fueguinas (ambas producían celulares), JO&ED (TV y microondas).

A este listado se suma un séptimo caso: Interclima, que fabricaba equipos de aire acondicionado. Sin embargo, cabe una aclaración: esta planta pertenecía al Grupo Mirgor, que decidió reorganizar su proceso productivo en la isla y traspasó su plantilla a sus otros establecimientos, así técnicamente no se perdieron puestos de trabajo.

En breve podría sumarse un octavo caso, de la mano de una empresa que está en serias dificultades: Foxman. Ubicada en Río Grande, también se especializa en la producción de aires acondicionados pero desde hace meses está virtualmente parada.

FOXMAN2-620x3301

En 2013 llegó a tener a unos 60 trabajadores, según el registro de la UOM. A fines del año pasado, los 26 operarios que quedaban tomaron la planta y hasta salieron a comercializar equipos que ya estaban ensamblados y a precios rebajados para poder cobrar parte de la deuda que mantenía la empresa con ellos.

Fuentes de la UOM alertaron a iProfesional que esta firma “figura sin ningún tipo de actividad desde fines del año pasado y puede ser que ingrese en un Procedimiento Preventivo de Crisis en cualquier momento”.

El noveno caso es el de Audivic, especializada en la producción de TV y equipos de aire acondicionado y que también está frenada. Hay 75 empleados que, según señalaron desde el sindicato, están tramitando una matrícula para poder convertir a la empresa en una cooperativa.

El décimo caso podría ser próximamente el de KMG Fueguina, que fabrica productos bajo la marca Kodak, incluyendo celulares.

En las últimas horas, el titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Río Grande, Oscar Martínez, afirmó que la empresa está evaluando cerrar sus puertas, afectando a unos 50 empleados.

“Hay una decisión de los socios de finalizar la producción por las condiciones del país”, señaló el gremialista.

Plantas con suspensiones o jornada reducida

A este grupo se suman las empresas que están con suspensiones totales o parciales, o que trabajan con jornada reducida, que son unas 10 compañías.

Entre las que avanzaron con suspensiones figuran Electrofueguina, BGH, Digital Fueguina, Aires del Sur y Carrier, entre otras.

Uno de los casos más resonantes es el de BGH. En diciembre de 2013, uno de los mejores años para la producción de electrónica en la isla, llegó a contar con más de 1.863 empleados, entre contratados y temporarios.

Ahora, según un reporte de la UOM al que accedió iProfesional, cuenta con 1.000 operarios menos y, para agravar el panorama, avanzó con un plan de suspensiones en su planta de Río Grande que se extenderá hasta el 18 de abril y que afectará a toda su plantilla, que cobrará el 70 por ciento del sueldo.

En paralelo, Carrier contaba con 446 trabajadores en 2013. Hoy, en los registros, figuran 300 menos, con el agravante de que la compañía especializada en aires acondicionados recientemente avanzó con diez cesantías.

Fuentes gremiales aseguraron que entre febrero y parte de marzo el personal permanente y los temporarios no realizaron actividades.

En tanto, FAPESA y Brightstar aplicaron jornada reducida durante el mes de marzo.

Cabe destacar que Brightstar, enfocada en celulares, figura entre las firmas más castigadas por la crisis. En 2013 contaba con casi 2.150 empleados, mientras que en febrero pasado solo ocupaba a 492 empresas.

En paralelo, la compañía debió reducir las jornadas de trabajo en marzo y evalúa hacer lo mismo en abril.

Según el reporte de la UOM al que accedió iProfesional, solo cuatro compañías están trabajando con normalidad: Grupo Radio Victoria, Mirgor, Solnik y Newsan.

Mirgor, la firma que fundó Mauricio Macri, comunicó que despedirá 60 empleados en Río Grande

El grupo Mirgor, conocido por haber sido fundado por el ahora Presidente Mauricio Macri, le anunció al personal que pretenden avanzar con más de 60 despidos, suspensiones y reducción horaria para el personal.

474648_landscape

Por estas horas se desarrollaban reuniones para tratar de avanzar en algún acuerdo al respecto, consignó PolíticaTDF. El cuerpo de delegados y los representantes de la empresa para tratar de destrabar la situación.

Se entiende la empresa “estaría violando el acuerdo firmado recientemente”, de concretarse los más de 60 despidos planteados.

Además, la patronal pretendería avanzar con suspensiones y reducciones horarias entre el plantel que quede vinculado a la empresa.

Mirgor es actualmente una firma propiedad de Nicolás “Nicky” Caputo, el íntimo amigo de Macri y su socio fundacional.

Colapsó Tierra del Fuego: más fábricas paradas, medio millón de TV en stock y la peor venta de celulares en 10 años

Líneas de producción desactivadas, empleados de brazos cruzados y depósitos abarrotados de mercadería. El escenario que se observa no podría ser más desolador en el polo que opera en Tierra del Fuego y que es responsable de abastecer cerca del 90% de los bienes electrónicos de consumo que se comercializan en todo el país.

2958

Las proyecciones que manejan para 2019 las principales marcas instaladas en el sur meten miedo. Tal es así que trabajan con una meta de producción 35% por debajo del registro del año pasado, como ocurre en el caso de los televisores.

Imposibilitadas de financiar las operaciones en cuotas sin interés y en un contexto de creciente incertidumbre, el freno en la demanda ha sido tan fuerte que la industria electrónica argentina quedó en situación prácticamente terminal.

Prueba de ello es lo sucedido con BGH, que se vio obligada a aplicar un plan de suspensión de su producción en la planta de Río Grande hasta el 18 de abril y que afectará a 830 empleados, que cobrarán el 70% de sus sueldos.

Este caso lejos está de ser uno aislado: Brighstar es otra de las que redujo las jornadas de trabajo en marzo y evalúa hacer lo mismo en abril.

En paralelo, Carrier, que produce equipos de aire acondicionado en la isla, quedó en el centro de la polémica luego de avanzar con diez cesantías, una medida que vulnera el pacto suscripto entre las empresas y el gremio, según denunciaron desde la UOM. Y lo más preocupante es que la lista de empresas en problemas no para de ampliarse.

Sucede que, cuando se junta tanto stock, las líneas de producción automáticamente se frenan o trabajan muy por debajo de la capacidad real. Mientras tanto, hay que cubrir salarios. Como la planta está inactiva y no se hace suficiente caja (por la caída de las ventas), a las empresas no les queda otra que recurrir al financiamiento.

Pero ahí es donde se topan con otro gravísimo problema: las tasas de interés en el mercado son altas que se tornaron prácticamente impagables. Así, el combo “ingresos en baja + creditos carísimos” deja a las empresas al borde del colapso. (iprofesional.com)

BGH frena su producción y suspende a 830 empleados en Río Grande

La firma BGH comenzó a aplicar ayer un plan de suspensión de su producción en la planta de Río Grande, en Tierra del Fuego. La medida regirá hasta el 18 de abril y afectará a unos 830 empleados que cobrarán el 70% de sus sueldos durante ese período. En tanto, desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Río Grande sostuvieron que BGH “pretende despedir a 1.500 trabajadores entre Río Grande y Ushuaia en los próximos meses”.

0036167529
El 13 de noviembre de 2017 se firmó en Tierra del Fuego un Acuerdo por la Competitividad y el Empleo entre el gremio, el gobierno provincial y las cámaras empresariales para preservar los empleos y mejorar la competitividad. Pero la recesión económica de 2018 obligó a revisar algunos puntos y agregar cláusulas para atender la nueva coyuntura.

Una de esas adendas fue permitir que las empresas puedan reducir la jornada laboral hasta 140 horas por mes, en forma transitoria, en caso de necesidad. Y también “concertar con los empleados algún período de suspensión”. Estas condiciones rigen hasta junio de 2020, según lo acordado.

La industria de Tierra del Fuego podrá suspender trabajadores pero no efectuar despidos

Por un acuerdo entre las empresas de electrónica de Tierra del Fuego, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y el gobierno provincial, que saltea los convenios del rubro, se mejorarán los salarios de los trabajadores -aunque por debajo de la inflación estimada hasta mediados de 2020- y se mantendrá sin cambios la plantilla laboral. A cambio, las compañías tendrán la flexibilidad de poder reducir las jornadas laborales o suspender empleados, según informó La Nación.

electronica

Esta opción surge de la adenda firmada por todos los actores políticos y productivos de la isla al Acuerdo de Competitividad que habían firmado el 13 de noviembre de 2017, por el cual -tras la amenaza oficial de eliminar ventajas tributarias ligadas a impuestos internos en la reforma tributaria- los trabajadores aceptaban congelar los salarios durante dos años, mientras que las empresas se comprometían a no despedir y a mejorar los precios de televisores, celulares y equipos de aire acondicionado, entre otros productos.

La corrida cambiaria y la depresión del consumo cambiaron las condiciones tanto para los trabajadores como para las empresas. Si la inflación fue en 2018 de 47,6%, los salarios aumentaron 0% en ese sector. Por otra parte, la fuerte caída de ventas frenó la producción, agrandó el stock disponible y amplió la capacidad ociosa de esas fábricas.

Las ventas de celulares bajaron un 24,5% interanual entre septiembre y noviembre; las de TV, 30%, y las de equipos de aire, 17,2%, según los últimos datos de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte).

En ese mismo período, el desplome interanual en la producción llegó al 47,7% en celulares, 65,3% en televisores y 1,5% en aires. Para 2019, la estimación es 7,5 millones de celulares, 2,2 millones de TV y 850.000 acondicionadores de aire, indicaron en la cámara a La Nación.

En paralelo, la cantidad de trabajadores en la industria electrónica pasó de 11.324 en 2015 a 9882 en 2016, 8371 en 2017 y se mantuvo en 8334 durante el año pasado.

“Llegamos a esta renegociación por las circunstancias extraordinarias de inflación y caída de consumo, pero con la convicción de que había que sostener el acuerdo para mantener los puestos de trabajo y los logros en materia de competitividad”, señaló Federico Hellemeyer, director ejecutivo de Afarte.

La adenda durará hasta junio de 2020. En ese período, las empresas podrán reducir de forma transitoria la jornada laboral hasta 140 horas por mes (actualmente está en 200) y también se podrán concertar con los empleados períodos de suspensión con el pago del 70% del salario en forma no remunerativa.

Por otro lado, los trabajadores tendrán un incremento salarial de 24% hasta mediados de 2020. Solo para este año, se estima que la inflación será de entre 28% y 31%, según las consultoras que suelen participar del Relevamiento de Expectativas (REM) del Banco Central.

Los ejecutivos de las empresas con base en Tierra del Fuego creen que las ventas se recuperarán recién a fines del tercer trimestre y si efectivamente se dan algunas condiciones específicas: la recuperación del salario real, la baja de tasas de interés, las expectativas o el estado de ánimo de los consumidores, y las posibilidades o no de que la política proselitista meta la cola en la economía.

Tasas y bajo consumo golpean a Tierra del Fuego: producción de TV, celulares y aires será la más baja en casi una década

Líneas paradas, empleados suspendidos y un stock que alcanza para abastecer meses de demanda sin encender una máquina. Así es la actualidad que le toca atravesar al polo electrónico de Tierra del Fuego y que abastece más del 90% de la oferta doméstica de televisores, celulares y equipos de aire acondicionado.

472604_landscape

Las empresas emplazadas en el sur del país, que producen dispositivos de marcas propias y también para las principales compañías de tecnología del mundo, vienen de cerrar un 2018 para el olvido.

En una de las últimas reuniones plenarias que mantuvieron estas firmas nucleadas en AFARTE, trazaron las proyecciones con las que están comenzando a operar este año. Y las perspectivas son mucho peores de lo que se preveía.

“Estamos ante un 2019 que se plantea como muy difícil. Y más allá de las lógicas ganas que tengamos de ver que se dinamizará un poco el consumo, no tenemos a mano ningún indicador que hoy nos esté mostrando que sea algo que vaya a ocurrir. Todo lo contrario”, plantea a iProfesional Federico Hellemeyer, presidente de AFARTE.
Según el consenso de las empresas que operan en el polo fueguino, se espera una fuerte caída para las tres grandes categorías que hoy explican el grueso de la facturación de las plantas.

En el caso de celulares, que es el producto que mueve el mayor volumen, las marcas de tecnología prevén producir un total de 7,5 millones de unidades a lo largo del año. Cabe destacar que en 2018 se llegaron a producir 8 millones de dispositivos. Es decir que la meta que trazaron apunta a que el sector sufrirá una caída de medio millón de unidades.

Sin embargo, para ponerlo en perspectiva, en 2012, cuando se alcanzó el pico de demanda, de las líneas de producción de Ushuaia y Río Grande habían salido 13,9 millones de teléfonos.

Esto implica que las empresas estarán trabajando este año con un nivel que se ubicaría casi 50% por debajo de ese récord.

No solo eso: de concretarse las 7,5 millones de unidades, será el peor registro en casi una década, dado que habría que retroceder hasta 2010 para observar una marca más baja. (iprofesional.com)

Foxman venderá 1500 aires acondicionados para pagar salarios caídos

Entre el jueves 27 y el lunes 31 de diciembre pasado, la empresa Foxman comenzó la fabricación de poco más de 1.500 equipos de aire acondicionado con los insumos que le fueran vendidos por Audivic, para que esta última empresa pueda pagar los salarios que adeuda a sus trabajadores y cumplir con el compromiso asumido a tal fin a mediados del mes de noviembre.

foxman-620x330

Industria Fueguina: BGH anunció suspensiones y posibles despidos

La medida ya habría sido informada oficialmente a la Unión Obrera Metalúrgica y fue evaluada en asamblea, donde se resolvió retirarse de los puestos de trabajo como forma de protesta. La firma además tiene la intención de no reconocer el pago de los salarios mientras dure la suspensión, como sí se acordó en el caso de otras empresas que suspenderán al personal como Digital Fueguina y Tecnosur.

ampl_asambleas-por-despidos-bgh_25121

También BGH adelantó que estarían desvinculando personal de planta al comienzo del próximo año, aunque no trascendió cual sería el número de trabajadores que serían despedidos.

Hay que recordar que esta misma semana el secretario General de la UOM Río Grande, Oscar Martínez, se refirió a la difícil situación que atraviesa el sector industrial y las preocupantes perspectivas para 2019. Lo hizo advirtiendo que “no descartamos que otros establecimientos resuelvan suspensiones al inicio de la actividad del próximo año”. (p23.com.ar)