Omar Becerra: ” Vamos a brindar la información necesaria”

El secretario de Gobierno de la Municipalidad de Ushuaia, Omar Becerra, manifestó que los funcionarios del Ejecutivo responderán todos los requerimientos de los concejales en relación al proyecto de Presupuesto 2018, a la vez que advirtió sobre la “mirada de permanente oposición de algunos ediles” y pidió “coherencia” en la acción política para evitar “perjudicar a la gran mayoría de los vecinos”.

2016091910532290c61a8453cba8a9f8c2ca0c137fbade

Becerra participó en la sesión del Concejo Deliberante que se realizó ayer, y al respecto señaló que “se tocaron muchos temas importantes y uno de ellos fue el tratamiento del presupuesto, luego de un debate importante en el que cada edil dio su punto de vista desde su posición política el proyecto enviado por el Ejecutivo fue girado a comisión como corresponde”.

En cuanto a la propuesta de algunos ediles de devolver el proyecto al Ejecutivo el funcionario evaluó que “si no existe la posibilidad de discutir el Presupuesto no podremos discutir nada en función de la necesidad y de los requerimientos que tienen los distintos sectores de la comunidad”.

En esa línea, observó que “hay ediles cuya mirada fue de permanente oposición, pero tenemos toda la predisposición de dar el debate” al punto que “en la sesión estuvo la Secretaría de Gobierno, la de Planificación, la de Legal y Técnica, la Sociedad del Estado, y en cada sesión el Ejecutivo municipal está permanentemente al lado de los ediles para darles las herramientas que necesiten”.

“No va a ser una discusión fácil pero estamos para subsanar cualquier tipo de consulta; si los concejales tienen alguna duda sobre alguna Secretaría no tienen más que solicitar la presencia de los funcionarios ya que es una decisión política del Intendente que brindemos la información necesaria”, sostuvo.

Además, indicó que “hay una mirada seria sobre lo que está ocurriendo en el contexto nacional, provincial y municipal, y me parece que es un momento en el que algunos ediles deben tener una mirada superadora, y no estar permanentemente mirando por la ventanita del kiosco si no que deben mirar por la ventana grande de las necesidades de los vecinos”. Y agregó: “A veces una mirada egoísta hace que la acción política se lleve adelante desde la negatividad, lo que termina perjudicando a la gran mayoría de los vecinos”.

Luego mencionó que en el encuentro parlamentario “también nos encontramos con un inconveniente llamativo porque a veces los posicionamientos de algunos ediles llaman poderosamente la atención, como fue el tema del pedido de baja de impuestos del fondo vial y el de salud”, y sobre ello consideró que “hay contradicciones que hacen que uno vea que algunos muchachos, en este caso el concejal Romano, tengan actitudes como las de votar algo y luego buscar eliminarlo”.

“Cuando uno vota una proyección con un esquema de recaudación vota también una proyección basada en la planificación de los distintos trabajos que debe realizar la Municipalidad en la ciudad”, explicó, por lo que “encontrarse con estas cosas en la mitad del camino es llamativo”.

Para el secretario de Gobierno “a veces hay algunos que dan la sensación de que tienen Síndrome de Hubris, que es conocido como la ‘enfermedad del poder’ y hace que los que lo detentan cambien. Y a veces tener el poder de una banca no tiene que ver con una mirada seria y coherente, si no que enceguece y no permite ver la realidad”.

No obstante, valoró que “prevaleció la coherencia de la política porque no se puede estar un día decir una cosa y después hacer otra” y finalmente la propuesta no prosperó.

“También abordamos lo solicitado por los vecinos y por los concejales sobre la ampliación del servicio de colectivos” hacia las nuevas urbanizaciones del río Pipo, sumó el funcionario, y recordó que el día anterior a la sesión “tuvimos una reunión con el intendente Walter Vuoto y con el presidente del Concejo Deliberante, Juan Pino, en la que explicamos que la decisión política del Ejecutivo es cumplir fielmente con el requerimiento del Concejo”.

En función de ello “fuimos al recinto con las autoridades de la Sociedad del Estado y se asumió el compromiso de poner en marcha la ordenanza para ampliar los recorridos y que el colectivo llegue hasta el final de la urbanización del río Pipo”.

“La Coordinación de Transporte de la Secretaría de Gobierno y la Sociedad del Estado recorrieron el sector y determinaron que falta consolidar la traza vial y no es precisamente porque el Municipio no mantenga la calle, sino que hay un tránsito fluido y permanente de vehículos de gran porte y de máquinas que trabajan en ese sector”, precisó Becerra, por lo que “el colectivo va a pasar por una calle más consolidada”.

“Todos estos requerimientos deben ser atendidos y eso demanda un poquito más de tiempo; no se trata de mala voluntad política del Ejecutivo porque si algo quisiera el Intendente es resolver para ayer los requerimientos de la comunidad”, concluyó el secretario de Gobierno.


Deja un comentario